Nerthus era una diosa germánica asociada con la paz y la prosperidad. Adorado en Escandinavia y en los territorios germánicos, Nerthus era una diosa oscura asociada con la paz y la prosperidad.

Estaba conectada con Njord, el dios nórdico del mar, aunque no está claro si eran consortes o encarnaciones separadas de la misma deidad.

Lo poco que se sabe de Nerthus proviene de los escritos del historiador romano Tácito del siglo I, en lugar de las fuentes más tradicionales de la mitología nórdica.

Etimología

El nombre “Nerthus” proviene de la palabra protogermánica Nerthuz- , que significa “fuerte, vigoroso, sano”. Los lingüistas han identificado “Nerthus” como el equivalente germánico y feminizado de la antigua palabra nórdica “Njord”, el nombre de un dios marino nórdico.

Esta conexión ha llevado a algunos estudiosos a concluir que Nerthus y Njord eran, de hecho, la misma deidad, y que para la Era Vikinga (ca. 800-1100 EC) el primero había evolucionado hacia el segundo.

Otros sostienen que Nerthus se identificó con la tribu Vanir en su conjunto, en lugar de con una deidad específica.

Atributos

Conocido como un portador de paz, Nerthus fue honrado durante una procesión ritual de carros. Durante esta ceremonia, los sacerdotes de la diosa hacían rodar un carro cubierto con su tela sagrada por los pueblos germánicos, haciendo que los habitantes dejaran las armas a un lado y se abrazaran en la celebración.

Aunque se sabe poco sobre Nerthus fuera de este ritual, se pensaba que residía en su arboleda sagrada en una isla aún no identificada.

Familia

Las relaciones familiares de Nerthus siguen siendo en gran parte desconocidas. Puede haber sido una consorte del dios nórdico Njord.

Nerthus - La diosa de la paz y la prosperidad

Mitología

Casi todo lo que se sabe sobre Nerthus proviene de la Germania del historiador romano Tácito, un relato de las tribus germánicas publicado cerca del final del siglo I d.C.

La descripción de Tácito de Nerthus se centraba principalmente en la ceremonia del carro en honor a la deidad:

Después de ellos vienen los Reudingi, Aviones, Anglii, Varini, Eudoses, Suarini y Nuitones, detrás de sus murallas de ríos y bosques. No hay nada digno de mención en estos pueblos individualmente, pero se distinguen por un culto común a Nerthus, o Madre Tierra. Creen que ella se interesa por los asuntos humanos y cabalga entre sus pueblos. En una isla del Océano hay una arboleda sagrada, y en la arboleda un carro consagrado, cubierto con tela, que sólo el sacerdote puede tocar. El sacerdote percibe la presencia de la diosa en este lugar sagrado y la asiste, con profunda reverencia, mientras su carro es arrastrado por las novillas. Luego siguen días de regocijo y alegría en todos los lugares que ella desea visitar y entretener. Nadie va a la guerra, nadie toma las armas; todo objeto de hierro es encerrado; entonces, y sólo entonces, se conoce y se ama la paz y la tranquilidad, hasta que el sacerdote vuelve a restaurar a la diosa en su templo, cuando ya se ha hartado de la compañía humana. Después, el carro, el paño y, si queréis creerlo, la propia diosa se limpian en un lago aislado. Este servicio es realizado por esclavos que inmediatamente después se ahogan en el lago. Así el misterio engendra terror y una piadosa reticencia a preguntar qué puede ser lo que sólo pueden ver los condenados a muerte.

Cultura pop

Un planeta menor llamado en honor a la deidad germánica, “601 Nerthus”, se encuentra en el cinturón principal de asteroides entre Marte y Júpiter.

Referencias

Bibliografía

  1. McCoy, Daniel. “Nerthus”. Mitología nórdica para gente inteligente . Accedido el 7 de diciembre de 2019. https://norse-mythology.org/gods-and-creatures/the-vanir-gods-and-goddesses/nerthus/
  2. Tácito. Germania y Agricola . Traducido por Rives, J.B. Nueva York: Pingüino, 2010.