Urano era el dios primordial de los cielos y la encarnación arquetípica del principio masculino destructivo. Con la diosa madre Gaia, engendró a los Titanes y muchos otros seres.

Urano, una deidad primordial en la mitología griega , personificaba el cielo, los cielos y el aire. Urano fue la descendencia inicial de Gaia , la primera deidad y personificación de la Madre Tierra.

Urano y Gaia eran las mitades complementarias de una asociación primordial que creó el cosmos tal como lo conocían los griegos.

Urano fue el padre de los Titanes , los Cíclopes y los monstruosos Hecatoncheires. Sin embargo, su dominio sobre los cielos terminó cuando su hijo Cronos lo derrocó en los albores de los tiempos.

A diferencia de las deidades olímpicas, Urano nunca fue adorado directamente por los griegos; era un ser distante e inescrutable, que en última instancia era más una fuerza de la naturaleza que una personalidad definida.

En muchos sentidos, era una figura mitológica para los antiguos griegos, incluso cuando celebraban a Zeus , Hera y otros como seres reales y existentes.

Etimología

El nombre “Urano”, que significa “cielo” o “cielo”, se deriva del proto griego worsanós , y probablemente surgió de los uers protoindoeuropeos , que significa “llover o mojar”.

Atributos

Urano era el cielo y los cielos se imaginaban como un ser independiente. Su existencia altamente metafórica lo convertía en algo parecido a una fuerza o esencia, la mitad masculina de una dualidad que, junto con su principio femenino (Gaia), formaba todas las cosas.

Familia

Como Urano era una deidad primordial, casi todas las deidades y criaturas divinas descendieron de él de alguna forma. Con su madre Gaia, Urano engendró a los Titanes (Oceanus, Coeus, Crius, Hyperion, Iapetus, Theia, Rhea, Themis, Mnemosyne, Phoebe, Tethys y Cronus), los Cyclopes (Brontes, Arges y Steropes) y los Hecatoncheires ( Kottos, Briareos y Gyges), monstruosidades con cien manos cada una.

En cierto modo, Urano también engendró a Afrodita , la diosa del amor y el deseo sexual. Tras la castración de Urano, la diosa emergió completamente formada de sus genitales amputados.

La primera generación de Titanes dio a luz a muchos de los nietos de Urano, incluidos Atlas y Prometheus.

A través de Rea y Cronos, Urano también fue el abuelo de los principales dioses y diosas olímpicos: Deméter , Hera, Hestia , Poseidón , Hades y Zeus. A través de la multitud de hijos de los olímpicos, Urano fue bisabuelo de innumerables seres, tanto divinos como mortales.

Mitología

Escrita en el siglo VIII a. C., la Teogonía de Hesíodo detalla la mitología primitiva del pueblo griego. Según el relato del poeta, Urano fue la primera creación de Gaia. Giraba alrededor de la forma de la diosa de la tierra y copulaba con ella a cada paso.

Aunque juntos crearon muchos hijos, Urano fue un padre cruel y sin amor.

Siempre sospechando, pronto se volvió paranoico de que sus hijos pudieran intentar usurpar su posición privilegiada. En un intento por evitar esta catástrofe, los envió al Tártaro, un pozo de sufrimiento ubicado en lo profundo de la tierra.

Desesperada por el destino de sus hijos, Gaia formó una gran hoz de pedernal e instó a sus hijos a castrar y usurpar a Urano.

De todos sus hijos, solo Cronos fue lo suficientemente valiente para cometer el hecho. Arrojó los genitales cortados de su padre al océano, y de ellos surgieron razas enteras de criaturas, así como la hermosa Afrodita:

Entonces el hijo de su emboscada extendió su mano izquierda y en su derecha tomó la gran hoz larga con dientes dentados, y rápidamente cortó los miembros de su propio padre y los arrojó para caer detrás de él. Y no en vano cayeron de su mano; porque todas las gotas de sangre que brotaron recibieron la Tierra, y a medida que avanzaban las estaciones, ella descubrió las fuertes Erinias y los grandes Gigantes con armaduras relucientes, sosteniendo largas lanzas en sus manos y las Ninfas a las que llaman Meliae por toda la tierra sin límites.

Y tan pronto como cortó los miembros con pedernal y los arrojó de la tierra al mar embravecido, fueron arrastrados por la red principal por mucho tiempo: y una espuma blanca se extendió alrededor de ellos de la carne inmortal, y en ella creció una doncella.

Primero se acercó a la santa Citera, y desde allí, después, llegó a Chipre, rodeado por el mar, y salió una diosa terrible y hermosa, y la hierba creció a su alrededor bajo sus pies bien formados.

Sus dioses y hombres llaman Afrodita.

Cuando Cronos ocupó el lugar de su padre, liberó a sus compañeros titanes y desterró a los cíclopes y hecatcheires al Tártaro.

El ascenso de Cronos marcó una nueva era en la historia mítica de Grecia. Sin embargo, con el tiempo, Cronos sería presa de las mismas sospechas maliciosas que asolaron a su padre.

Cultura pop

Aunque el lugar de Urano en la cosmogonía griega es poco conocido hoy en día, su nombre sigue vivo como el apodo del séptimo planeta desde el sol. Descubierto en 1781 por William Herschel, el planeta originalmente se llamaba Georgium Sidus , o “Estrella de George” en referencia al rey Jorge III, soberano de Herschel.

El planeta fue rebautizado con aclamación universal en el siglo XIX. El nombre “Urano” estaba más en línea con los nombres planetarios que ya estaban en uso (otros planetas tenían nombres romanos, sin embargo).

También siguió una progresión lógica: Júpiter (Zeus), el quinto planeta, fue engendrado por Saturno (Cronos), el sexto planeta, quien fue engendrado por Urano (Caelus era el nombre romano), el séptimo y, según la comprensión contemporánea, el planeta final.

Por tanto, el orden de los planetas en relación con la Tierra reflejaba la sucesión de deidades en las mitologías griega y romana.

Referencias

Bibliografía

  1. Hesíodo. Teogonía. Traducido por Hugh Evelyn-White. Archivo de texto sagrado de Internet. Consultado el 2 de enero de 2020. https://www.sacred-texts.com/cla/hesiod/theogony.htm .
  2. “Urano.” Enciclopedia del Nuevo Mundo. Consultado el 8 de enero de 2020. https://www.newworldencyclopedia.org/entry/Uranus_(mythology)

Give a Comment