El gobernante del inframundo egipcio, Osiris era uno de los más importantes de los dioses egipcios. En vida fue un gran rey; en la muerte decidió quién era digno de reencarnar.

Osiris, el “Poderoso”, era a la vez dios de los muertos y una figura central de la mitología egipcia. Su culto surgió alrededor del año 2600 AEC, a medida que declinaban los deidades competidoras, incluyendo a Andjety de Busiris y Khentamentiu de Abydos.

Durante casi 3.000 años, Osiris se erigió como uno de los dioses egipcios más prominentes.

La tradición de la momificación reflejaba las propias experiencias de Osiris. Como dios del más allá, decidió quién era digno de reencarnarse y quién no.

Etimología

Casi todos los nombres de la mitología egipcia han llegado al inglés a través de la lengua copta, que fue traducida primero al griego antes de ser traducida al latín.

Esta cadena etimológica ha hecho que el significado original de estos nombres antiguos sea difícil de descifrar. Antes del desarrollo de la lengua copta (la forma más reciente del antiguo egipcio) entre el 300 a.C. y el 200 d.C., la lengua escrita egipcia no incluía vocales.

Aunque la presencia de vocales se indicaba con ciertos caracteres, la naturaleza de las vocales en sí misma se dejaba ambigua.

La mejor aproximación del nombre de Osiris tal como fue escrito en egipcio antiguo es la impronunciable mezcla de letras: jsjrt.

Si bien el significado del nombre de Osiris no está claro, el epíteto “Poderoso” se le atribuye comúnmente y puede aludir a su papel como la muerte personificada.

Uno de los epítetos de Osiris, “El primero de los occidentales”, se originó en Khentamentiu de Abydos, una deidad funeraria a la que Osiris sustituyó en última instancia.

Atributos

Osiris era usualmente retratado como un rey mayormente momificado. A menudo se le representaba con una atef – una combinación de la corona hedjet , dos plumas de avestruz y dos cuernos. Atefs era sinónimo de Osiris, aunque no era el único dios que lo llevaba.

La poca piel que quedaba sin envolver, normalmente su cara y sus manos, era típicamente verde o negra. Estos colores pueden haber estado originalmente relacionados con la descomposición, pero con el tiempo se dijo que reflejaban el papel de Osiris en la naturaleza cíclica de la vida y la muerte, como se manifiesta en las plantas.

A Osiris se le veía a menudo llevando un cayado y un azotador. El cayado, símbolo de los reyes egipcios, se derivaba de las herramientas que usaban los pastores para cuidar de sus ovejas.

El azotador, por su parte, se ha interpretado como un látigo o un aguijón que indica el poder marcial del rey; otros creen que representaba una herramienta de trilla indicativa del éxito agrícola.

Osiris gobernó en la tierra antes de convertirse en señor del inframundo, aunque todavía se le consideraba un dios en todas las etapas de su mito. Con 8 codos, 6 palmas y 3 dedos de altura (15’3″ / 4.7 metros) ciertamente habría sido una presencia intimidante.

Familia

Osiris fue el primer hijo de la diosa del cielo Nut y del dios de la tierra Geb. Sus hermanos incluían a Horus el Viejo, Set, Isis, Neftis.

Osiris tuvo varios hijos notables. Es famoso por ser el padre de Horus el Joven con su hermana/esposa Isis después de su resurrección, y por haber engendrado sin querer a Anubis con Neftis.

Sus otros hijos incluyen a Babi, un mítico babuino come-hombres, y Sopdet, la personificación de la estrella Sirio.

Mitología

Las historias de Osiris eran unos de los cuentos mejor conservados en el mito egipcio. La mayor parte del conocimiento del mythos de Osiris originalmente vino de los relatos griegos, como los de Plutarco, Diodoro Sículo, Firmicus Maternus y Macrobius.

Estos relatos han sido confirmados desde entonces por fragmentos del antiguo registro egipcio.

Mito de origen

Cuando Osiris nació, vino al mundo llevando su distintiva corona atef . La corona era un símbolo de la decisión de Ra de que Osiris sucediera a su padre como rey.

El día del nacimiento de Osiris, un hombre llamado Pamyles oyó una voz mientras sacaba agua en el templo de Tebas. La voz le dijo a Pamyles que difundiera la noticia de que el gran rey Osiris había nacido.

Pamyles lo hizo, y fue recompensado con el honor de educar al dios-rey Osiris.

Si bien algunas fuentes han sugerido que el gobierno profetizado de Osiris fue una fuente de conflictos entre él y su padre Geb, otras fuentes han omitido toda mención de tal contención.

Osiris ––∈ El dios egipcio del inframundo

El Reino Terrestre de Osiris

Según todos los indicios, Osiris era un rey benévolo y efectivo. El Egipto de la época de Osiris era bárbaro, y el canibalismo era ampliamente practicado. Osiris puso fin a tales prácticas e introdujo a los egipcios el trigo, la cebada, las uvas, el vino y las herramientas de cobre.

Después de civilizar Egipto, Osiris se embarcó en una expedición para introducir en el mundo el trigo, la cebada y la agricultura. Antes de partir, nombró a su hermana/esposa Isis para que gobernara en su ausencia.

Después de reunir un ejército de cortesanos, sátiros y expertos en agricultura, Osiris viajó inicialmente hacia el sur, hacia Etiopía.

Eventualmente viajó hasta la India para extender su benévolo gobierno. Sin embargo, Osiris no siempre fue amable. Destruyó a los que se resistían a su programa de iluminación, entre ellos un rey bárbaro de Tracia.

El asesinato de Osiris

Mientras Osiris no estaba, Isis gobernó Egipto sin mayores problemas. Sin embargo, no todos estaban contentos con el estado positivo de las cosas. El hermano menor de Osiris, Set, estaba celoso de los logros de su hermano, y trató de asesinarlo.

Set reunió a 72 conspiradores, incluyendo a la reina de Etiopía, y comenzó a tramar la muerte de su hermano.

Trabajando en secreto, Set tomó medidas precisas del cuerpo de Osiris e ideó una caja increíblemente adornada para hacerlas coincidir. Set presentó la caja en una fiesta, diciendo a los asistentes que quien cupiera en la caja podría quedársela.

Cada invitado probaba la caja por turnos, sólo para descubrir que no encajaba del todo. Finalmente, Osiris se acostó en ella y encontró que encajaba perfectamente.

Tan pronto como el rey se acostó, Set y sus conspiradores clavaron la tapa y sellaron la caja con plomo fundido. Mientras Osiris se asfixiaba hasta la muerte, los conspiradores arrojaron el cofre al Nilo y lo vieron flotar hacia el mar.

La búsqueda de Isis de Osiris

Isis estaba en el pueblo de Chemmis (o Koptos), cerca de Tebas, cuando sintió la muerte de su marido. Sintiendo la verdad de sus sentimientos, inmediatamente se puso de luto.

Isis salió en busca del cuerpo de su marido, pero pasó muchos meses sin éxito. Eventualmente, sin embargo, se encontró con algunos niños que le dijeron que habían visto un pecho flotando por el Nilo.

Al investigar más a fondo, Isis descubrió que el cofre había llegado a la costa de Biblos y rápidamente comenzó a registrar la zona.

Cuando Osiris llegó a la costa de Biblos, un gran árbol creció alrededor de su pecho. El Rey Malkander y la Reina Ateneais habían oído hablar de este magnífico árbol, y decidieron usarlo como un pilar en su palacio. Cortaron el árbol y, sin querer, llevaron una sección que contenía a Osiris de vuelta al palacio.

Cuando Isis llegó a Biblos, se dio cuenta de que Osiris no estaba allí y se sentó en un melancólico silencio. Casualmente, las criadas de la Reina Ateneais se estaban bañando en Biblos cuando se vieron atrapadas por la belleza silenciosa de Isis.

Cuando comenzaron a conversar con la diosa, se perfumaron por su proximidad a ella.

Cuando las sirvientas volvieron al palacio, la reina les preguntó por su encantadora fragancia. Las sirvientas le contaron su encuentro con Isis.

Intrigada por el cuento de las sirvientas, la reina visitó la orilla y, después de reunirse con Isis, le pidió que fuera la enfermera de su hijo.

Isis no sólo aceptó la oferta de Atenea, sino que también declaró que podía curar las enfermedades incurables de su hijo, con la condición de que pudiera trabajar en secreto.

Dependiendo de la versión del cuento, la reina se dispuso intencionadamente a descubrir los métodos de Isis, o accidentalmente tropezó con el proceso. El resultado final fue el mismo: Isis se reveló como una diosa. Al revelarse, Isis exigió acceso al cuerpo enterrado de Osiris, o se le ofreció cualquier cosa que quisiera como regalo.

Una vez que Isis recibió el cuerpo de Osiris, la ola de dolor que experimentó fue tan poderosa que mató a uno de los hijos de los monarcas.

Isis regresó a casa con el cuerpo de Osiris, y fue capaz de revivirlo lo suficiente para impregnarse del dios Horus. Isis, Neftis, Anubis y Thoth embalsamaron y momificaron el cuerpo de Osiris antes de esconderlo.

Incluso en la muerte, Osiris no encontraría la paz. Set descubrió su cuerpo mientras estaba en una cacería de jabalíes a la luz de la luna y lo rompió en 14 pedazos.

Aunque algunas historias dicen que él mismo esparció las partes del cuerpo de Osiris sobre Egipto, la mayoría de las fuentes sugieren que simplemente arrojó los pedazos de vuelta al Nilo.

Isis una vez más se propuso encontrar a su díscolo esposo y logró reunir 13 de las piezas. El 14, el falo de Osiris, fue comido por un caimán (o pez) y se perdió para siempre.

Para evitar que Set repitiera sus últimas desventuras, Isis hizo una copia en cera de cada parte del cuerpo y las enterró por separado.

Los sacerdotes locales fueron encargados de proteger cada parte del cuerpo, diciéndole a cada uno que su ubicación era el verdadero lugar de entierro de Osiris.

Finalmente, el cuerpo de Osiris (incluyendo un falo de reemplazo de cera) fue reensamblado. Aunque la magia de Isis había sido suficiente para revivir a Osiris el tiempo suficiente para concebir a Horus, nunca más volvería a residir en la tierra de los vivos.

En cambio, Osiris llegó a Duat , el submundo egipcio. Allí sirvió como señor de los muertos, juzgando a aquellos que buscaban seguirlo a la otra vida.

Los cuentos de Osiris según fuentes egipcias

Los relatos más populares del cuento de Osiris fueron escritos por los eruditos griegos Plutarco y Diodoro.

Plutarco vivió entre el 46 y el 120 EC, mientras que Diodoro vivió en el primer siglo AC, aproximadamente 2.500 años después de que el culto a Osiris adquiriera prominencia.

Como tales, sus relatos (aunque no totalmente fabricados) no reflejaban necesariamente el culto a Osiris durante la mayor parte de la historia egipcia.

Los relatos del asesinato de Osiris encontrados en fuentes egipcias eran mucho más breves, y llegaron a nosotros a través de los Textos de la Pirámide y el Papiro Sal 825.

Textos de la pirámide

Los Textos de la Pirámide, que datan de finales del Antiguo Reino y del Primer Período Intermedio (2660-2066BCE), tomaron su nombre como su lugar de origen. Estos textos contenían menciones fragmentarias del asesinato de Osiris, así como la posterior búsqueda de su cuerpo por parte de Isis y Neftis.

Los textos dejaron claro que Osiris se ahogó o fue arrojado al agua después de su muerte, ofreciendo una confirmación parcial de las versiones posteriores de la historia.

Sal de papiro 825

El papiro de sal 825 – llamado así porque la serie de papiros fueron comprados a Henry Salt – data del período ptolemaico (332-30BCE). El papiro contenía un conjuro titulado “El fin de la obra” que debía ser entregado al final del proceso de momificación.

En la tradición religiosa egipcia, se pensaba que tales hechizos eran los mismos que los de los mitos que se contaban sobre sus dioses y diosas.

“El fin del trabajo” habría sido el hechizo realizado sobre el cuerpo momificado de Osiris antes de que viajara a Duat.

Por extensión, el hechizo permitiría a otras almas recientemente momificadas entrar en Duat también.

Osiris como juez del más allá

Los egipcios creían que las personas eran seres unificados hechos de componentes espirituales y corporales. Esta unión se disolvía en el momento de la muerte, quedando el ka (cuerpo) detrás y el ba (alma) volando hacia la otra vida en el Duat.

Después de atravesar el Duat para llegar a Osiris, el difunto haría pesar sus pecados contra la pluma de maat .

Aquellos que eran justos en vida -o tenían hechizos inscritos en el escarabajo del corazón con el que fueron momificados- eran entonces libres de salir del Salón del Juicio, y su ba espiritual se reuniría con su ka corporal.

Los que no pasen la prueba morirán de verdad y serán eliminados de la existencia por los Ammit, una bestia con cabeza de cocodrilo, cuerpo de león y patas de hipopótamo. Las almas más desafortunadas serían torturadas por los asociados demoníacos de Osiris antes de su destrucción.

Cultura pop

Osiris fue un personaje jugable en el videojuego multijugador-online battle-arena (MOBA) de 2015 Smite .

Desde mediados de la década de 1990, Osiris ha ido aumentando constantemente su popularidad como nombre de pila.

Si bien el nombre sigue siendo relativamente poco común, los bebés tienen siete veces más probabilidades de llamarse Osiris ahora que en 1995.

En El segmento de Animatrix “Vuelo final de los Osiris”, Osiris fue el nombre de la nave que descubrió un ejército de máquinas cavando su camino a Sión.

Referencias

Bibliografía

  1. Allen, James P. La Lengua del Antiguo Egipto: Un estudio histórico . Cambridge: Cambridge University Press, 2013.
  2. Armadura, Robert A. Dioses y Mitos del Antiguo Egipto . El Cairo: The American University in Cairo Press, 2001.
  3. Pellizque, Geraldine. Manual de Mitología Egipcia . Santa Barbara, CA: ABC-CLIO, Inc., 2002.
  4. Textos de la pirámide. Traducido por Samuel A.B. Mercer. Global Grey eBooks 2018. Primera edición impresa en 1952.
  5. Shaw, Garry J. Los mitos egipcios . Londres: Thames and Hudson Ltd., 2014.