Tonatiuh era el quinto sol azteca y una deidad que trajo la luz a la era actual. Su muerte señalaría el fin de la humanidad.

Según las creencias aztecas, la era actual es la quinta edad. Las cuatro edades anteriores fueron definidas por su sol único, cada una de las cuales fue finalmente destruida.

Después de que el cuarto sol fue destruido, los dioses aztecas se reunieron para crear el quinto y último sol: Tonatiuh.

Como los soles que le precedieron, Tonatiuh no era inmortal. A su muerte, el mundo descendería a la oscuridad permanente y el reino de los hombres llegaría a su fin.

Etimología

El nombre de Tōnatiuh se derivó de las palabras náhuatl tona (“para que haya calor”) y yauh (“para ir”).

Cuando se usaban juntos, estos términos significaban “va a lo largo de la emisión de calor”. La palabra podría ser usada tanto como el nombre propio del dios Tonatiuh y más casualmente en referencia al propio sol.

Los aztecas frecuentemente se referían a sus dioses con múltiples nombres, y Tonatiuh no era una excepción.

Tradicionalmente, los dioses y los individuos aztecas se referían al nombre del calendario de su fecha de nacimiento. Tonatiuh fue creado en naui olin , o “4-Movimiento”. Este nombre era parte de una profecía que predecía que la era actual sería destruida por los terremotos.

Atributos

Tonatiuh solía ser representado con pintura roja y un tocado de águila.

Cuando los aztecas se encontraron con los españoles, le dieron al conquistador pelirrojo Pedro de Alvarado el apodo de Tonatiuh. No está claro si este apodo se refería a su pelo rojo, su temperamento fogoso o ambos.

Familia

Como Tonatiuh fue creado a través del sacrificio del dios Nanahuatzin, carecía de parentesco y relaciones tradicionales. Sin embargo, algunas interpretaciones sostienen que Nanahuatzin no fue destruido, sino simplemente transformado.

De acuerdo con tales interpretaciones, Tonatiuh era Nanahuatzin o era de Nanahuatzin.

Nanahuatzin estaba tan estrechamente ligado al dios Xolotl, de hecho, que los dos pueden haber sido simplemente diferentes representaciones de la misma deidad.

Dios Azteca Tonatiuh

Mitología

Tonatiuh fue formado por los dioses aztecas después de la destrucción de la cuarta edad. Su creación requirió el sacrificio de los dioses, y ponerlo en movimiento requirió que se derramara aún más sangre.

Incluso una vez puesto en marcha, sin embargo, los aztecas no creían que Tonatiuh fuera eterno, prediciendo su destrucción por terremotos. Los aztecas sostenían que cuando el fin de Tonatiuh llegara finalmente, la humanidad sería destruida.

El comienzo de la quinta edad

 

Un inquilino central en la cosmología azteca era el de los cinco soles. Cada sol fue creado por o fuera de un dios. El cuarto sol era la diosa 4-Agua, a veces identificada como Chalchiuhtlicue, una de las esposas de Tláloc.

La cuarta edad terminó con 52 años de inundaciones que destruyeron el sol y dejaron a la Tierra en la oscuridad.

Los dioses aztecas buscaron crear un nuevo sol para devolver la luz al mundo, y se decidió que tanto el Tecciztecatel como el Nanahuatzin serían sacrificados para traerlo a la existencia.

Ambos dioses se prepararon para su sacrificio ayunando durante cuatro días. Los preparativos de Tecciztecatel fueron extravagantes:

Sus ramas rituales eran de plumas de quetzal, Su corazón de hierba estaba tejido de oro, Su espina dorsal era de piedra verde [probablemente jade], …El instrumento cubierto de sangre era de coral, Y, su incienso era copal, un copal muy fino [una resina muy apreciada.]

Nanahuatzin, por otro lado, era un dios casero, y se notaba en sus preparativos:

Sus ramas rituales estaban hechas sólo de hierba verde y cañas verdes…, Y su bola de hierba estaba tejida sólo de agujas de pino, Y su espina dorsal sangrante era sólo una espina de maguey, …Y su incienso consistía sólo en costras que él estaba retorciendo.

A pesar de sus lujosos preparativos, Tecciztecatel se negó a saltar a la pira cuatro veces. Nanahuatzin, sin embargo, se lanzó a la pira en su primer intento. No queriendo ser superado, Tecciztecatel se lanzó a las llamas por fin.

Sin embargo, cuando Tecciztecatel aterrizó en las llamas, “el fuego ya no estaba muy bien arreglado… se quemó un poco [y] salpicó con hollín negro”.

Al extinguirse las llamas, Nanahuatzin se convirtió en un águila ennegrecida antes de convertirse en el radiante sol Tonatiuh. Tecciztecatel, que no se quemó completamente, emergió como un jaguar manchado.

Desafortunadamente, el sacrificio fallido había resultado en dos soles inmóviles. Los dioses resolvieron la duplicación golpeando a Tecciztecatel hasta la muerte con un conejo, convirtiéndolo así en la luna, sin calor y con la huella del conejo en su cara.

Poner el Sol en movimiento

Con el sacrificio comprometido por la tardía entrada de Tecciztecatel en la pira, Tonatiuh era poco más que una forma inmóvil en el cielo.

  • Los dioses reunidos decidieron que la única manera de resolver este predicamento era que más dioses fueran sacrificados.
  • Así, el dios Ehécatl (el dios del viento, manifestación de Quetzalcóatl) se dispuso a matarlos.
  • Aunque un dios – Xolotl – se resistió, Ehécatl finalmente lo atrapó y lo mató.
  • A pesar de esta masacre divina, el sol todavía no se movió.

Sin embargo, Ehécatl no se echaría atrás:

Ehecatl hizo su trabajo. Ehécatl se mantuvo firme. Corrió y sopló ligeramente. Instantáneamente, movió [el sol].]

La desaparición de la quinta edad

De acuerdo con la mitología azteca, el universo había existido a través de cinco edades distintas, cada una con su propio sol. Las cuatro eras anteriores se habían encontrado con destinos destructivos predichos por los nombres de los soles que las gobernaban. Los soles mismos fueron nombrados por los días en que sus edades comenzaron – una práctica de nombramientos que se transmitió tanto a los dioses como a los individuos.

  1. Edad Uno: 4-Jaguar, destruido por los jaguares
  2. Segunda edad: 4-Wind, destruido por el viento
  3. Tercera edad: 4-Tormenta, destruida por una tormenta… aunque una tormenta de fuego volcánico.
  4. Edad Cuatro: 4-Agua, destruida por una inundación masiva
  5. Cinco años: 4-Movimiento, la edad actual. Los aztecas creían que esta era sería destruida por los terremotos.

Los aztecas creían que cuando 4-Movimiento/Tonatiuh fuera finalmente destruido, la humanidad también sería destruida.

Cultura pop

El webcomic de Louis Fogerty “Whats New Under Tonatiuh” presentaba a Tonatiuh, Nanahuatzin y un conjunto de otras deidades aztecas.

Referencias

Bibliografía

  1. Lee, Kay Almere y Jason J. González. Manual de Mitología Mesoamericana . Oxford: ABC-CLIO, 2000.
  2. “Tōna.” Diccionario de náhuatl en línea . Accedido el 14 de septiembre de 2019. https://nahuatl.uoregon.edu/content/tōna-0.
  3. Colaboradores de Wikipedia. “Cinco Soles”. Wikipedia . Accedido el 13 de septiembre de 2019. https://es.wikipedia.org/wiki/Five_Suns.
  4. Colaboradores de Wikipedia. “Nanahuatzin”. Wikipedia . Accedido el 12 de septiembre de 2019. https://es.wikipedia.org/wiki/Nanahuatzin.
  5. Colaboradores de Wikipedia. “Pedro de Alvarado”. Wikipedia . Accedido el 12 de septiembre de 2019. https://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_de_Alvarado.
  6. Colaboradores de Wikipedia. “Tōnatiuh.” Wikipedia . Accedido el 12 de septiembre de 2019. https://es.wikipedia.org/wiki/T%C5%8Dnatiuh.
  7. Colaboradores de Wikcionario. “tonatiuh”. Wikcionario . Accedido el 14 de septiembre de 2019. https://en.wiktionary.org/wiki/tonatiuh.
  8. “Yā.” Diccionario Náhuatl en línea . Accedido el 14 de septiembre de 2019. https://nahuatl.uoregon.edu/content/yā-1.