El dios azteca Tezcatlipoca era una deidad poderosa y omnipresente, uno de los creadores del mundo azteca, y a menudo representado por un espejo humeante.

Tezcatlipoca, un dios omnipresente capaz de transformarse en un jaguar, era un miembro increíblemente importante del panteón azteca. Él gobernó en la era moderna, habiendo usurpado a su hermano menor Quetzalcoatl a través de engaños.

Al igual que su hermano mayor Xipe Totec, los aztecas ofrecían a Tezcatlipoca sacrificios humanos anuales.

Etimología

En náhuatl, Tezcatlipōca significaba “espejo humeante”; este nombre se refería a los espejos de obsidiana que los aztecas usaban durante la adivinación ceremonial. Las representaciones de Tezcatlipoca frecuentemente reemplazaban uno de sus pies con un espejo de obsidiana.

Como muchos dioses aztecas, Tezcatlipoca tenía múltiples nombres y títulos. Varios de sus nombres alternativos, Titlacauan e Ipalnemoani, se refieren a su importante estatus entre los aztecas, que literalmente significa “Somos sus esclavos” y “Aquel por quien vivimos”, respectivamente.

Entre los otros nombres de Tezcatlipoca se incluyen:

  • Tloque Nahuaque / Señor de lo Cercano y lo Nocturno
  • Yohualli Ehecatl / Viento Nocturno
  • Ome Acatl / Dos Cañas
  • Ilhuicahua Tlaticpaque / Poseedor del Cielo y la Tierra

Atributos

Un elemento clave del poder de Tezcatlipoca era su omnipresencia. A menudo se le representaba con un espejo de obsidiana, aunque su poder se extendía mucho más allá de la obsidiana. Cualquier reflejo era un portal a través del cual podía ver el mundo.

Sin embargo, la obsidiana se usaba para algo más que sus propiedades reflectantes. El ritual de derramamiento de sangre e incluso el sacrificio humano se realizaba con hojas de obsidiana. Tales rituales se remontan a Tezcatlipoca.

Tanto si emanaba de un incensario ceremonial como de una fuente natural como una fuente termal, el humo y el vapor siempre significaban la presencia de Tezcatlipoca.

Tenochtitlán, la sede del imperio azteca, estaba situada en una región volcánica, donde el humo y el vapor de agua habrían sido comunes. En un día claro, el volcán activo Popocatépetl habría sido visible desde la ciudad, y como tal, Tezcatlipoca siempre habría podido vigilar a Tenochtitlán

Tezcatlipoca también estaba muy asociado con los jaguares, y muchos creían que poseía la habilidad de cambiar de forma en uno. Se creía que un encuentro nocturno con uno de estos grandes felinos, o incluso un sueño de ellos, era un roce con el dios.

En las obras de arte, Tezcatlipoca suele ser identificable por la falta de su pierna izquierda, la presencia de un espejo de obsidiana/fumador (que a menudo sustituye a la pierna que falta) y una banda negra horizontal que le cruza los ojos.

Familia

Tezcatlipoca fue el segundo hijo de las primitivas deidades creadoras aztecas Ometecuhtli y Omecihuatl.

Aunque el panteón azteca no tenía una jerarquía, Tezcatlipoca todavía se las arregló para estar por encima de sus pares; el Códice de Ramírez lo describió como “el más grande y el peor, que dominó y tuvo influencia sobre los otros tres [hijos de Ometecuhtli y Omecihuatl.]”

Dios mexicano Tezcatlipoca

Mitología

Tezcatlipoca era un dios de excepcional importancia entre el panteón azteca. Además de ser una deidad creadora, también gobernó en la era moderna. Se enemistó con su hermano Quetzalcóatl y salió victorioso después de engañar a su hermano menor para avergonzarse.

Creación del mundo

Después de haber nacido en Ometecuhtli y Omecihuatl, Tezcatlipoca pasó 600 años esperando que su hermano menor, Huitzilopochtli, creciera en carne.

Después de que su hermano fue curado, Tezcatlipoca y su hermano Quetzalcóatl crearon el mundo.

Aunque algunas leyendas dicen que Tezcatlipoca y Quetzalcóatl trabajaron juntos, la mayoría de los cuentos los describen como trabajando hacia el mismo objetivo en oposición al otro.

Antes de que se creara el mundo, todo lo que existía eran unos pocos dioses, un enorme océano y el monstruo marino/cocodrilo Cipactli. Un día, Tezcatlipoca atrajo a Cipactli cerca de él usando su pie como cebo.

Luego, junto con Quetzalcóatl, atrapó a Cipactli y creó el mundo a partir de su cuerpo. Sin embargo, las acciones de Tezcatlipoca fueron costosas; perdió su pie izquierdo en el proceso.

Hermanos en conflicto

El antagonismo entre Tezcatlipoca y Quetzalcoatl comenzó a crecer poco después de que el primero se convirtiera en el primer sol. Desafortunadamente, Tezcatlipoca fue incapaz de ser un sol completo debido a la falta de su pie.

Enfurecido por esta insuficiencia, Quetzalcoatl “le dio a [Tezcatlipoca] un golpe con un gran palo y lo arrojó al agua”. Luego procedió a convertirse en el segundo sol. Después de su caída en desgracia, Tezcatlipoca “se metamorfoseó en un tigre [jaguar]” y mató a todos los hombres que habían sido creados en la era del primer sol.

Tezcatlipoca pronto obtendría su venganza y pondría fin al tiempo de Quetzalcóatl como sol. Mientras que los dos hermanos estaban posiblemente igualados en este punto, Tezcatlipoca todavía no estaba contento.

Engañó al rey Topiltzin-Quetzalcoatl, una manifestación de Quetzalcoatl, para que se intoxicara fuertemente con el pulque (una bebida alcohólica hecha de agave).

En su embriaguez, Topiltzin-Quetzalcoatl se acostó con su hermana sacerdotisa célibe. Cuando despertó al día siguiente y se dio cuenta de lo que había hecho, el rey se exilió avergonzado.

Aunque la partida de Quetzalcoatl dejó a Tezcatlipoca a cargo de la era moderna, los aztecas profetizaron que Quetzalcoatl podría regresar algún día para recuperar su trono.

Festival de Toxcatl

Una característica clave de la religión azteca eran los festivales anuales dedicados a cada deidad principal. El festival de Tezcatlipoca se produjo durante el quinto mes del calendario azteca: Toxcatl.

Cada año, un joven, típicamente un prisionero de guerra, era elegido para representar a Tezcatlipoca. Esta persona, llamada el ixiptla , o imitador, era un elemento recurrente en las celebraciones religiosas aztecas.

El ixiptla fue tratado con gran respeto y entrenado para hablar en un estilo cortesano. También se le enseñó a tocar la flauta, cuyo sonido se creía que era la voz de Tezcatlipoca.

Un mes antes del festival de Toxcatl, se casaría con cuatro jóvenes mujeres que hacían las veces de las cuatro esposas diosa de Tezcatlipoca: Xochiquetzal, Xilonen, Atlatonan y Huixtocihuatl.

El festival llegaría a su clímax con el hombre subiendo voluntariamente los escalones del tlacochcalco (literalmente “casa de dardos”, esencialmente una pirámide escalonada que albergaba la armería de los aztecas) y rompiendo una flauta de cerámica en cada escalón.

Una vez que llegaba a la cima, a la víctima sacrificada se le quitaba el corazón con una hoja de obsidiana; también puede haber sido desollado y decapitado.

Incluso en la muerte, el cuerpo del ixiptla se consideraba sagrado, y su cráneo se almacenaba en el tzompantli , (literalmente “estandarte del cráneo”) un estante que contenía los cráneos de todas las víctimas de los sacrificios.

Cuando el imitador de Tezcatlipoca del año siguiente fue seleccionado, se les dio la piel más reciente de ixiptla para que la usaran como capa.

Cultura pop

En el manga Soul Eater , Tezca Tlipoca es un personaje recurrente. A pesar de algunas similitudes superficiales con la deidad azteca, como la afinidad por los espejos, el personaje fue en última instancia muy diferente de su inspiración.

La banda Mastodonte se refirió a Tezcatlipoca en su canción “Jaguar God”. Las líneas “Espejos humeantes de obsidiana negra” y “Señor de lo cercano y lo cercano” eran ambas referencias directas a Tezcatlipoca.

En el cómic de 1984 Mujer Maravilla (volumen 1, #314), Tezcatlipoca fue el principal antagonista de la Mujer Maravilla.

Referencias

Bibliografía

  1. Baquedano, Elizabeth, ed. Tezcatlipoca: Arlequín y Deidad Suprema . Boulder, CO: University of Colorado Press, 2014.
  2. Phillips, Henry Jr. “Notas sobre el Códice Ramírez, con una traducción del mismo”. Actas de la Sociedad Filosófica Americana 21, no. 116 (Junio 1884): 616-651. Accedido el 19 de junio de 2019. https://www.jstor.org/stable/982343.
  3. Lee, Kay Almere y Jason J. González. Manual de Mitología Mesoamericana . Oxford: ABC-CLIO, 2000.
  4. Smith, Michael E. “La arqueología de Tezcatlipoca”. Tezcatlipoca: Arlequín y Deidad Suprema . Editado por Elizabeth Baquedano. Boulder, CO: University of Colorado Press, 2014.
  5. Colaboradores de Wikipedia. “Tezcatlipoca”. Wikipedia . Accedido el 13 de julio de 2019. https://es.wikipedia.org/wiki/Tezcatlipoca.
  6. Colaboradores de Wikipedia. “Tloquenahuaque”. Wikipedia . Accedido el 13 de julio de 2019. https://es.wikipedia.org/wiki/Tloquenahuaque.
  7. Colaboradores de Wikipedia. “Tōxcatl.” Wikipedia . Accedido el 15 de julio de 2019. https://es.wikipedia.org/wiki/T%C5%8Dxcatl.